viernes, 27 de agosto de 2010

RALLY ARGENTINO - SOLIDARIO



Pilotos de tracción simple se movilizaron para una acción solidaria

En su primera visita a la ciudad de Goya, los principales animadores de la clase N2 hicieron un gran aporte a la comunidad, al encabezar este viernes una movida solidaria en la que entregaron una donación a la Escuela Primaria Nº 719 "Juan B. Ambrosetti", ubicada en Paraje Rincón de Gómez, 1ra Sección rural del Departamento Goya.

Del evento formaron parte los binomios integrados por Luis Gius y Roberto Bulacia, César Montecino y Amancay Delao, Darío Sambueza y Sandro Badilla, Alicia Reina y Marcelo Mendoza y René Luna junto a Cristian Ahumada, quienes llegaron con sus respectivos autos de competencia -dos Ford Ka y tres Fiat Palio- para robarle una sonrisa a los chicos de la escuelita que se encontraron con esta gr ata sorpresa.

Allí fueron recibidos con aplausos por alumnos, las docentes Mónica Barrios, Viviana Avalos, y la directora interina Teresita Martínez de Demarchi, quienes recibieron bolsones con ropas, calzados y computadoras que fueron traídas a Goya y que habían sido recolectadas por los pilotos en distintos puntos del país como Catamarca, Río Negro, Jujuy, Neuquén, y Córdoba entre otras provincias.

"Estamos muy contentos de poder compartir esto, las caritas de todos los chicos nos conmovió, esperamos que puedan disfrutar de todo lo que les trajimos" indicó Gius. En tanto que Luna, destacó que "esta movida nació de este grupo de pilotos que integramos la menor de las clases que compiten en el Rally Argentino y nos sentimos muy orgulloso por ello".

En el evento también estuvieron presentes el viceintendente de Goya, Gerardo Horacio Bassi; el concejal Alejandro Medina, el coordinador general del 5º Rally Ciudad de Goya, Javier Tofay,; acompaña dos del presidente de la Asociación Civil Rally Argentino, Luis Minelli y varios integrantes de la categoría.La responsable de la Escuela anfitriona, Teresita Martínez de Demarchi agradeció la donación y remarcó que a las computadoras se les "dará el uso que corresponde, y los chicos van a llevar a sus casas un par de zapatillas".

En medio de la novedad de ver por primera vez automóviles de rally, los alumnos cantaron una bienvenida a la comitiva que se acercó a la escuela rural, donde habitualmente concurren cerca de 50 chicos, muchos de ellos de condición muy humilde.