viernes, 16 de noviembre de 2018

“De a poco le vamos tomando la mano al auto”


Con el Ford Ka Junior, el catamarqueño Walter D´Agostini sumó en Malargüe un nuevo éxito en la Copa Senior para seguir arriba en ese torneo. Además, terminó cuarto en la Junior Copa Elaion.


Tramo a tramo; carrera a carrera… Como él mismo admite, Walter D´Agostini se sigue adaptando al Ford Ka Junior al que decidió subirse hace algunas fechas tras vender su VW Gol Maxi Rally. El cambio fue grande, por eso el catamarqueño es como que tuvo que arrancar de cero. Sin embargo, mal no le está yendo, ya que en el pasado Rally de Malargüe cosechó su segundo éxito consecutivo dentro de la Copa Senior (certamen reservado para pilotos de más de 55 años) y se metió cuarto entre los protagonistas de la Junior Copa Elaion.

“Realmente fue bueno para nosotros y el equipo. Es una gran alegría haber ganado en la Senior y haber estado luchando en la Junior Copa Elaion que es una divisional muy competitiva y realmente da gusto estar en la categoría porque la vas peleando constantemente”, admitió quien maneja el auto atendido por el Peláez Rally Team en Santiago del Estero.

“De a poco le vamos tomando la mano al auto. Pablo Peláez siempre nos dice: `Hay que acelerar más´, ja. Pero aún con Pepe (Turra, su navegante) nos tenemos que acostumbrar a este auto de tracción simple. Haber bajado de categoría nos costó, pero no hay que perder la experiencia acumulada; toda mi vida he corrido en un vehículo de tracción simple así que al autito lo llevamos bien y estamos acostumbrados a andar siempre de costado”, sostuvo.

Cuando solamente resta el Gran Premio Homenaje a Jorge Raúl Recalde en Mina Clavero (Córdoba), D´Agostini irá en búsqueda de la corona de la Senior, donde el único que puede arruinarle el festejo es otro catamarqueño: Antonio Prevedello, que lo escolta a 12,5 unidades. “Nos queda la última. Esperemos que toda salga bien”, comentó Walter.


Se adjuntan fotos de Walter D´Agostini celebrando en el podio con su navegante Turra y en acción con su Ford Ka Junior durante el pasado Rally de Malargüe 2018.





jueves, 15 de noviembre de 2018

“Fue un gran golpe el que dimos”


Mariano Preto sumó una nueva victoria al triunfar en Malargüe y pese a no asegurarse anticipadamente la corona de la Junior Copa Elaion quedó muy bien parado de cara al Gran Premio.


Como él mismo admitió, “misión cumplida”. Mariano Preto redondeó una tarea prácticamente perfecta en su paso por el Rally de Malargüe, cosechando su cuarta victoria del año y quedando a un paso de adueñarse del campeonato 2018 dentro de la Junior Copa Elaion.

“Antes de ir a esta carrera mendocina, manifesté que la de Malargüe me gustaba mucho y que iba a tratar de ganar. Obviamente la planteamos de una manera como lo venimos haciendo desde que estamos ahí adelante en el torneo, de no salir a acelerar como locos sino con un planteo de tranquilidad para ver dónde estamos parados al comienzo y acelerar después para intentar ganar. Bueno, nos salió a la perfección todo; fue lo que planteamos”, manifestó el fueguino.

“La clave estuvo ahí, en acelerar en los tramos en los que se podía; y cuidar en los restantes que no estaban bien. Eso ayudó y mucho a ganar. En la nota previa dije que para ir a cuidar, me quedaba en casa porque me agradaba mucho la carrera y porque queremos ganar más allá de pensar en el campeonato. A uno le satisface ganar la carrera”, agregó el piloto que maneja el VW Gol del Boaglio Competición, que en la penúltima cita del calendario aventajó por 15.1 segundos a la entrerriana Nadia Cutro, la única que puede arruinar los planes de Preto en el GP, donde el fueguino llegará con 63.5 puntos de ventaja cuando habrá 73.5 (83.5 contando los diez de la presencia).

“Fue un gran golpe el que dimos. Ahora puedo abandonar en el Gran Premio y si Nadia no hace las cosas a la perfección y gana todo también seremos campeones, así que la ventaja es muy tranquilizadora. Toda la presión la tiene ella; yo lo que debo hacer es dar la vuelta, cosa que seguramente no termine haciendo en el sentido de que no saldré a pasear, aunque tampoco voy a salir a acelerar a lo tonto porque tampoco tiene sentido. Trataré de andar a un ritmo que me permita llegar y estar ahí, como hemos hecho en todas las carreras; ya no hay forma de ocultar nuestros planteos de carrera”, cerró Preto. 


Se adjuntan fotos de Preto celebrando en el podio con su navegante Daparte y en acción con su VW Gol Junior durante el pasado Rally de Malargüe 2018.





miércoles, 14 de noviembre de 2018

Mina Clavero, la sede de un Gran Premio bien especial


La localidad cordobesa de Traslasierra recibirá el último capítulo de la temporada 2018 del Rally Argentino DIRECTV con el denominado “Rally GP Homenaje a Jorge Raúl Recalde”, en el 30° Aniversario de su victoria en el Rally de Argentina 1988.


Como sucedió en la temporada 2013, la localidad cordobesa de Mina Clavero, precisamente la ciudad que es considerada la Capital Nacional del Rally, será la encargada de entregar las últimas definiciones de este 2018 y bajará el telón del año deportivo para el Rally Argentino DIRECTV.

Sin dudas, los caminos del Valle de Traslasierra son el lugar ideal para cumplir con ese objetivo y consagrar a los pilotos que aún sueñan con coronarse en las diferentes divisionales que aún llegan con sus torneos abiertos (RC2N, Junior Copa Elaion, RC5 y Copa Senior). Y en la sierras, en ese escenario en el que el rally se siente tan cómodo y que adoptó como propio, se vivirá el cierre de la temporada 2018 con una competencia bien especial: el denominado “Rally GP Homenaje a Jorge Raúl Recalde”, el piloto oriundo de Mina Clavero sobre el cual los aficionados y el automovilismo cordobés edificaron su orgullo como gran potencia nacional del rally y precisamente en el 30° Aniversario de su victoria en el Rally de Argentina 1988..

La localidad turística (que el 4 de mayo de 2005 fue declarada oficialmente como la Capital Nacional del Rally cuando el Congreso de la Nación sancionó la Ley Nacional 26.030) siempre estuvo asociada al rally desde los comienzos de la actividad en nuestro país. También suele ser un paso obligado en la ruta de la fecha mundialista que tradicionalmente se disputa en Córdoba, siendo el epicentro de un clásico como es el Valle de Traslasierra.

La primera edición dentro del calendario del Argentino se realizó a fines de mayo del 2001, dos meses después de la muerte de Recalde. Si bien esa primera edición y las posteriores se las conoció también como Rally de Traslasierra, la denominación sufrió una corrección más que obvia y justificada; era el Rally Homenaje a Recalde.

Luego se convirtió en la fecha apertura de cada calendario, hasta que en 2011 y en 2012 (en este último caso compartiendo cartel con Villa Dolores) le tocó cerrar la temporada. La última edición data del 2013, cuando en un final bien apretado, Federico Villagra (Ford Fiesta MR) se quedó con el triunfo tras superar por apenas tres segundos a Marcos Ligato (Chevrolet Agile MR). Precisamente esa era el último título del “Coyote” en el Argentino, racha que cortó en la pasada cita de Malargüe cuando se aseguró anticipadamente la corona 2018 de la clase mayor. Y ahora, también cinco años después, Mina Clavero volverá a vibrar con la visita del Rally Argentino, con un recorrido que incluirá los pasos por las zonas de Panaholma, Villa Cura Brochero y Ámbul.


Se adjuntan fotos del paso del Rally Argentino DIRECTV por el Gran Premio 2013, la última presentación de la categoría con epicentro en Mina Clavero.




martes, 13 de noviembre de 2018

Nada mal por ser la primera vez


En su estreno en la montaña, Victorio Ballay fue tercero con el Toyota Etios en la Junior Copa Elaion y se subió por primera vez al podio en su cuarta carrera en la categoría.


“Me terminó tratando bastante bien la montaña, ja. Le tenía un poco de miedo antes de venir a la carrera, pero la verdad que me gustó mucho”. El estreno en caminos montañosos le dejó un sabor bastante dulce a Victorio Ballay, quien con el Toyota Etios finalizó tercero en el Rally de Malargüe (Mendoza) dentro de la Junior Copa Elaion y se subió por primera vez al podio en su cuarta carrera en la categoría (debutó en la Vuelta de la Manzana y luego encaró las competencias en el llano de Toledo, Córdoba; y en Concepción del Uruguay, Entre Ríos).

“Ya el sábado me sentí muy cómodo y los tramos del domingo fueron también muy duros, pero nosotros salimos a dar la vuelta para tratar de mantener el podio”, indicó el entrerriano que completó el 2-3 del CEO Rally Team en la cita mendocina (Nadia Cutro fue escolta).

“Este resultado sirve en la parte motivacional. Siendo que nosotros venimos a completar los tramos, que se nos de esto es muy bueno, y muchísimo más por lograrlo en una categoría como la Junior donde adelante se pelea segundo a segundo”, agregó el piloto de Concordia (que es navegado por Andrés Delía). Para el cierre de la temporada 2018, a Ballay le espera otro duró desafío en la montaña: el Gran Premio a disputarse en el Valle de Traslasierra, en la provincia de Córdoba (7 al 9/12).


Se adjuntan fotos de Ballay celebrando en el podio con su navegante Delía y acción con el Toyota Etios Junior durante el pasado Rally de Malargüe 2018.




lunes, 12 de noviembre de 2018

“Me quedé con muchas ganas de ganar la carrera”


Augusto D´Agostini aún se lamenta por esa rotura de neumático que le impidió luchar por la victoria con Villagra en Malargüe. “Hemos tenido tres oportunidades este año y no se nos ha dado ninguna; esperemos que llegue pronto”, manifestó.
 
Tras terminar como líder el Día 1 en el Rally de Malargüe, Augusto D´Agostini sabía que el domingo no solamente tenía la responsabilidad de abrir el camino y ser la primera referencia sino también debía defenderse de los ataques de sus rivales, especialmente del escolta Federico Villagra, todo un experimentado en la materia (estaba a 38,2 segundos). El catamarqueño soportó en el arranque, aunque en el siguiente tramo de ese domingo penó con la rotura de un neumático y ahí sus ilusiones de alcanzar el primer éxito en la clase mayor del Rally Argentino DIRECTV se derrumbaron. Sin embargo, el segundo lugar le dejó buenas sensaciones.

“El balance fue positivo. Sacamos buenos puntos para el campeonato pese a que el torneo ya está definido. Pero nos volvimos muy contentos; hicimos una buena carrera y supimos cuidar donde había que hacerlo al saber que se podría romper alguna goma. Rompimos una el sábado y tuvimos otros problemas, pero ninguno nos hizo perder tanto tiempo y retrasar mucho. El domingo salimos a ganar la carrera, pero la rotura de un neumático faltando 14 kilómetros para el final del tramo nos complicó. Le di solamente con la llanta; no quería parar a cambiarla porque sabía que perdería aún más tiempo”, explicó el piloto que maneja el VW Gol Max Rally Turbo del Baratec.

“Creo que esa fue la clave del resultado: saber cuidar en esos lugares donde se podía romper el auto. Los chicos del Baratec me dieron un auto que se la re bancó, durísimo; la verdad que es bueno tener un vehículo que sea confiable al momento de querer aprovecharlo. El equipo logró un auto que en cuanto a confianza es muy bueno; habrá que seguir trabajando para uno estar más adelante”, agregó quien en esta prueba mendocina contó con Juan Pablo Carrera de navegante.

“Me quedé con ganas de pelearla y con muchas ganas de ganar la carrera. Hemos tenido tres oportunidades este año y no se nos ha dado ninguna de ganarla, esperemos que llegue pronto. Yo sé que es difícil, muy complicado, pero hemos trabajado mucho con el auto, con la hoja de ruta…Y creo que he progresado también a nivel conductivo, me siento con más confianza arriba del auto. Me falta esa cuota de suerte o no cometer ese error que te hace retrasar. La velocidad está; nos falta tiempo que es donde estoy en desventaja respecto a mis rivales”, analizó Augusto.

La revancha podría tenerla en el Gran Premio que bajará el telón de esta temporada: “La última fecha la encararé de la misma manera, buscando estar lo más adelante posible. Trataremos de despedir el año de la mejor manera para que esos meses de receso hasta el arranque del 2019 no sean tan duros, ja. Esperemos tener un buen papel”, cerró.


Se adjuntan fotos de Augusto D´Agostini celebrando en el podio y en acción con su VW Gol MR durante el pasado Rally de Malargüe 2018.





viernes, 9 de noviembre de 2018

Klus también se anota hasta el final


Cuando parecía que se quedaba sin chances de ir por la corona en la RC2N, Gerardo Klus aprovechó los abandonos de Arceluz y Elvira para ganar en Malargüe, sumar buenos puntos y también seguir soñando con el cetro 2018.


Ganar y esperar un gran traspié de sus rivales. A eso debía apostar Gerardo Klus en el pasado Rally de Malargüe si es que aún pretendía seguir siendo protagonistas en la definición del campeonato 2018 de la Clase RC2N. La cita en el sur de la provincia de Mendoza no comenzó de la mejor manera, con sus rivales al frente y con el cordobés no pudiendo ser competitivo. Aunque todo se dio vueltas en la etapa del domingo y él fue el único que terminó a pura sonrisa en esta divisional tras el quedo de los líderes.

“Se dio así; yo no protagonicé el mejor arranque el sábado y después tuve un principio de incendio en el auto… Habíamos terminado el primer rulo de esa jornada a casi un minuto de diferencia respecto a la punta y en una carrera de estas era algo indescontable. Por eso cambiamos la estrategia, incluso hasta sacamos las gomas nuevas y pusimos todos neumáticos usados porque sabíamos que no teníamos ninguna chance. Pero se nos fue dando, con los problemas de Luis (Arceluz) y de Agustín (Evira), que también nos preocupó porque paramos para ayudar apagar el incendio. Creo que fue la carrera de las gomas. Nosotros tratamos de ir lo más por el medio posible para no romper”, indicó quien maneja el Mitsubishi Lancer Evo IX del Pro Rally.

Con este éxito (el segundo de la temporada tras el conseguido en la Vuelta de la Manzana), Gerardo (siempre navegado por su hija Virginia) llegara como el tercer piloto con chances de ir por la corona de la RC2N (suma 317 unidades), detrás del pampeano Arceluz (352) y del rionegrino Elvira (335.5), cuando habrá 83,5 puntos en juego en el Rally GP Córdoba “Homenaje a Jorge Recalde”. Y el de Villa Carlos Paz se tiene confianza: “Respecto al campeonato, y con una carrera como la de Mina Clavero que dará puntaje y medio, pienso que quien salga adelante será el campeón. Veremos qué hacemos, pero creo que será una competencia similar a la de la Malargüe en lo que respecta a la dureza. Vamos a dejar todo para salir campeones”, afirmó.


Se adjuntan fotos de Klus celebrando en el podio con su hija Virginia y en acción con el Mitsubishi Lancer Evo IX durante el pasado Rally de Malargüe 2018.





“Las ganas de ganar fueron clave”


“Todos en el equipo tienen mentalidad ganadora y cada uno le pone la pasión que hace falta”, afirmó Javier Castro, quien con el Audi A1 MR del RC Competición se aseguró anticipadamente el título de la RC2A en este 2018.


De antemano, Javier Castro era consciente de que si ganaba en el Rally de Malargüe (penúltima cita del calendario) también se aseguraba anticipadamente la corona 2018 dentro de la RC2A (MR Aspirados) del Rally Argentino DIRECTV. “Era lo que había que buscar. Fuimos sin arriesgar tanto, pero a mí nunca me gustó salir a correr tranquilo. Es algo que no me sale y que no disfruto. Así que arrancamos bien, a buen ritmo de entrada y yendo adelante, para no tener que ponernos a sacar demasiadas cuentas”, admitió quien en definitiva terminó a puro festejo con la obtención del triunfo en tierras mendocinas y también adueñándose de este cetro.

Como durante gran parte de la temporada, el piloto que maneja el Audi A1 Maxi Rally del RC Competición dominó las acciones, pese a tener -al igual que la mayoría en esta prueba- algún que otro contratiempo. “No alcanzó a ser un gran susto. Se nos cortó un bulón de la caja de dirección e hicimos un arreglo dakariano, lo atamos con alambre, ja. Después tuvimos la rotura de un neumático. Pero fuimos a un ritmo seguro y creo que tuvimos esa suerte de campeón que siempre hace falta. Afortunadamente yo soy de sentir mucho el auto; cuando noto que hay algo raro tengo la capacidad de darme cuenta y administrar”, sostuvo el rionegrino radicado en Córdoba.

Y agregó: “Largar adelante nos solucionó muchos problemas al no encontrar pisos tan rotos. Lo extenso fueron los enlaces. Después del primer rulo del domingo fuimos más despacio, cuidando, y ahí sí se nos hizo largo, nos aparecían piedras por todos lados…En la recta final del último tramo recién me relajé; y terminé de soltarme una vez que llegamos al parque y nos esperaban los chicos del equipo para festejar”.

¿En qué pensaste apenas completaste la carrera? Es difícil. Estuve tratando de resumir un poco, pero la historia es larga. Primeramente, nunca me imaginé estar corriendo en el Rally Argentino. Después el primer objetivo fue ganar una carrera y se nos hizo muy difícil. Pero tras el primer éxito de este año (en Tafí del Valle) nos relajamos y se nos facilitaron las cosas porque contamos con un auto más contundente y con Gerardo (Scicolone, su navegante) alcanzamos un muy buen nivel en cuanto a ritmo. No fue un campeonato que lo ganamos por tener suerte. Es más, siempre creíamos que se nos iba a complicar, que en algún momento iba a aparecer esa racha de mala suerte. Cuando muchos me comentaban a mitad de año que ya era el campeón, yo trataba de decirles que faltaba mucho…”, respondió.

“Las ganas de ganar fueron clave. Todos en el equipo tienen mentalidad ganadora y cada uno le pone la pasión que hace falta. Este es un logro importante para el equipo; ahora hay que disfrutar”, cerró Castro, quien ya se dio el gusto de anotar su nombre en la historia del Rally Argentino.


Se adjuntan fotos de Castro celebrando en el podio, con su navegante Scicolone y en acción con su Audi A1 MR durante el pasado Rally de Malargüe 2018.





miércoles, 7 de noviembre de 2018

“Esta victoria es más que un empujón anímico”


Pablo Morán logró celebrar en Malargüe y, tras el traspié de Sánchez, estiró la definición de la Clase RC5 hasta el Gran Premio. “Dejaremos todo para que se nos dé el campeonato”, admitió el tucumano.


Llegó al Rally de Malargüe bajo presión, sabiendo que la única alternativa era la de descontar si es que pretendía mantener ilusiones de ir por la corona 2018 de la Clase RC5 en el Gran Premio de Córdoba. Encima, la cita mendocina no arrancó de la mejor manera para Pablo Morán, en el escolta en la tabla, que penó con algunos inconvenientes en su auto y que veía cómo su rival Adrián Sánchez se encaminaba a un clara victoria (cerró el Día 1 con 47.1 segundos de ventaja) y también a abrochar el título de manera anticipada.

“Empezamos un poco complicados porque teníamos un problema con el cortacorriente, que en el enlace del primer tramo ya empezó a fallar. Después en los dos siguientes no anduvimos tan bien, el auto no estaba rápido. Habíamos hecho el motor nuevo para esta fecha porque en la anterior lo habíamos roto, así que no hubo tiempo de asentarlo ni de probarlo. Para el segundo rulo ya anduvo mejor, pero sufrimos una salida de camino. Estaban muy rotos los tramos, tratamos de arriesgar y nos pasamos en un lugar”, reveló el tucumano. “El plan de carrera era salir a ganar, a buscar la carrera. En el Día 1 creo que sin esos problemas podríamos hacer estado peleando con Sánchez. Pero el auto no rendía del todo bien, no sé por qué. Creo que los dos arriesgamos demasiado el sábado y ahí estuvo la diferencia con los otros rivales; no especulamos nada”, agregó.

Sin embargo, el domingo todo se revirtió; pasó de la decepción a recuperar la sonrisa en un par de metros nomás, cuando se encontró con el Ford Ka del cordobés parado a poco de largar el primer tramo de la segunda etapa. “El sábado terminamos muy enojados porque no se daban los resultados pensados. Y el torneo también veía que se escapaba… Solamente pensaba en ganar la etapa y tratar de descontarle a Sánchez, aunque sabía que eso iba a ser muy difícil. Pero no queríamos bajar los brazos. Y acá tengo que agradecerle a mi familia y a mis amigos que me decían que la pelee, que no me de por vencido. Estábamos muy resignados hasta que vimos parado a Sánchez y a partir de ahí tratamos de hacer nuestra carrera. Fue difícil encontrar un punto medio entre no romper el auto y ganar la etapa”, sostuvo el de Concepción que maneja el Ka atendido por el RC Competición.

“Esta victoria es más que un empujón anímico porque ahora prácticamente quien gane en el GP será el campeón. Depende de nosotros, de lo que haga yo, mi auto, mi equipo… Vamos a tratar de buscar el campeonato. Dejaremos todo para que se nos dé. Sabemos que será muy complicado al correr de visitante y encima él está adelante en la tabla, algo que siempre es una ventaja también. Vamos a tratar de hacer nuestro trabajo y arriesgar todo. Si se da para mí en buena hora, porque hace bastante que lo venimos buscando y hacemos muchos sacrificios para competir”, cerró Morán. 


Se adjuntan fotos de Morán en acción con el Ford Ka de la Clase RC5 durante el pasado Rally de Malargüe 2018.





domingo, 4 de noviembre de 2018

Reporte Final Rally de Malargüe: Villagra, el piloto del siglo XXI


Tras cinco años de sequía, Federico Villagra volvió a consagrarse en el Argentino al ganar en tierras mendocinas con su Fiesta MR y cosechar su 21ª corona, extendiendo su dominio como el piloto más laureado de nuestro automovilismo.

Castro también se consagró anticipadamente en la RC2A. En las otras clases vencieron Klus (RC2N), Preto (Junior Copa Elaion), Morán (RC5) y Walter D´Agostini (Copa Senior); divisionales que tendrán su definición en el GP.

Como en los no tan viejos tiempos, Federico Villagra volvió a adueñarse de una corona dentro del Rally Argentino DIRECTV y a ser el referente en la especialidad de los derrapes. Es que tras los cuatro títulos al hilo que cosechó Marcos Ligato, ahora “El Coyote” recuperó un cetro del que parecía ser el dueño absoluto cuando allá por la temporada 2002 sumó su primer título en la Clase N4. Desde ese momento no dejó de incrementar una estadística envidiable. Ahora alcanzó su primer éxito en el Rally de Malargüe 2018 y cerró anticipadamente el certamen de la clase mayor, para aumentar a 21 campeonatos en su haber. No hay dudas de que Villagra el piloto del siglo XXI, siendo el piloto más laureado de nuestro automovilismo, superando a Gabriel Raies (17) y a Juan María Traverso (16).

A su manera: Para no dejar dudas, el cordobés no especuló y este domingo salió a sellar el asunto. Con el Ford Fiesta MR del YPF Elaion Rally sacó réditos y aprovechó el hecho de largar adelante y no encontrarse con un piso tan roto a raíz del paso de los autos. Todo pese a que un segundo lugar era negocio para él, teniendo en cuenta el retraso que sufrió Alejandro Cancio (su rival en el torneo) al romper dos neumáticos en su Chevrolet Agile durante la etapa sabatina. Sin embargo, apretó y fue a la caza de Augusto D´Agostini (el mejor en el Día 1 con el VW Gol del Baratec), quien penó con la rotura de un neumático y su rival no lo perdonó para finalmente aventajarlo por 22 segundos.

“Fue una carrera increíble, en la que todos tuvimos problemas y que conseguimos terminar de la mejor manera. Soy consciente de todo lo que he logrado hasta acá; y sé lo que cuesta ganar un campeonato, por eso hay que disfrutarlo”, afirmó Villagra. “Contra la suerte de Villagra no se puede, ja. Yo rompí cinco gomas en esta carrera… Me quedo con el esfuerzo hecho todo el año”, admitió el neuquino Cancio.

En este denominado “Rally 33° Fiesta Nacional del Chivo”, el tucumano Gerónimo Padilla completó el podio de la RC2 con el Peugeot 208 del Baratec (a 3:52.3), delante de Nicolás Díaz (a 5:05.7), de Leandro Bonnin (a 5:59.4) y de Cancio (a 6:41.1).

Castro, otro adelantado: En la RC2A (MR Aspirados), Javier Castro cumplió a la perfección con lo que tenía que hacer: ganar y de esa forma no depender de nadie para asegurarse la corona de manera anticipada. Con el Audi A1 del RC Competición (navegado por Gerardo Scicolone), no tuvo mayores inconvenientes para marcar el camino y quedarse con el festejo (el quinto en este 2018) tras doblegar por 1:20.3 al cordobés Tomás Maranzana (Renault Clio del GP Motorsport) y por 3:44.1 al riojano César Folledo (VW Gol del Castaño) para de esa forma obtener su primer título a nivel nacional. “Más no podíamos pedir para esta fecha… Disfrutamos al máximo de la carrera y del campeonato. El sueño se hizo realidad. Es algo increíble porque a esto lo hacemos con mucho esfuerzo”, contó un emocionado Castro.

Sin resoluciones: En las otras clases, los campeonatos se definirán en el Gran Premio. Lo más llamativo se vivió en la RC2N, donde Luis Arceluz (Mitsubishi Lancer Evo X del QRT) prevalecía en otro de los duelos con Agustín Elvira (Mitsubishi del Schroeder). Pero como sucedió en la Manzana, ambos abandonaron. El pampeano al tener un problema eléctrico en el primer tramo de la mañana; mientras que en el siguiente el barilochense sufrió un incendio en su auto y también se quedó con las manos vacías. Quien aprovechó fue Gerardo Klus, que con el Mitsubishi del Pro Rally heredó el mando y venció tras superar a Antonio Prevedello y a Raúl Racca. Para completarla, el cordobés también se prendió en la lucha por la corona y junto con Arceluz y Elvira irá por la gloria en el GP.

Dentro de la Junior Copa Elaion, Mariano Preto quedó a un paso de gritar campeón y saldar una vieja cuenta pendiente. El de Tierra del Fuego fue el único en repetir éxitos parciales el sábado y el domingo se dedicó a administrar la ventaja respecto a la escolta Nadia Cutro, que intentó pero no pudo. De esta forma, el piloto que maneja el VW Gol del Boaglio Competición aventajó por 15.1 segundos a la entrerriana, la única que puede arruinar los planes de Preto en el GP, donde el fueguino llegará con 63.5 puntos de ventaja. Buenas producciones de Victorio Ballay y de Walter D´Agostini para completar los clasificados en esta exigencia.

En la RC5, el cordobés Adrián Sánchez venía haciendo bien los deberes y dominaba para de esa manera intentar asegurarse el cetro de la clase menor. Sin embargo, el domingo todo se revirtió, ya que apenas largó el primer tramo sufrió la rotura de la triceta de su Ford Ka y debió abandonar. Quien aprovechó esa alternativa fue el tucumano Pablo Morán, que revivió y no dejó pasar la oportunidad para sumar su segundo éxito de la temporada tras superar por 2:07.2 a Matías Brenzoni y por 2:32.5 a Sebastián Landa. Tras esta cita, Sánchez mantuvo el mando, aunque Morán (a 23 puntos) y Martín Maisonnave (a 69,5) buscarán dar el golpe en la última fecha.

Mientras que en la Copa Senior (para pilotos de más de 55 años), Walter D´Agostini protagonizó una actuación sin errores y fue el gran dominador con su Ford Ka Junior, aventajando por 1:14.6 a Antonio Prevedello y por 6:14.9 a Raúl Racca. En el Gran Premio, los catamarqueños D´Agostini (351 puntos) y Prevedello (338,5) definirán esta corona.

Clasificación Rally de Malargüe 2018
1-Federico Villagra - José Díaz (Ford Fiesta – MR) 1:32.46.3
2-Augusto D´Agostini - Juan Pablo Carrera (VW Gol – MR) +22.0
3-Javier Castro - Gerardo Scicolone (Audi A1 – MR) +3:45.9
4-Gerónimo Padilla - Nicolás García (Peugeot 208 – MR) +3:52.3
5-Nicolás Díaz - Luis Allende (Ford Fiesta – MR) +5:05.7

Campeonato RC2 (MR Turbo): 1-Villagra, 411 puntos (campeón); 2-Cancio, 320.5; 3-Padilla, 282.5; 4-Díaz, 275.5; 5-A. D´Agostini, 232.5; 6-Baldoni, 195.5; 7-Nalbandian, 116; 8-Bonnn, 125. RC2A (MR Aspirados): 1-Castro, 423.5 (campeón); 2-Folledo, 327.5; 3-Maranzana, 326; 4-Devoto, 137; 5-Bonnin, 54. RC2N: 1-Arceluz, 352; 2-Elvira, 335.5; 3-Klus, 317; 4-Lord, 233.5; 5-Prevedello, 235. Junior Copa Elaion: 1-Preto, 401; 2-Cutro, 337.5; 3-Medrano, 205; 4-Bilbao, 188; 5-Machado, 157. RC5: 1-Sánchez, 330; 2-Morán, 307; 3-Maisonnave, 260.5; 4-Pasten, 214; 5-Idañez, 199.5. Copa Senior: 1-W. D'Agostini, 351; 2-Prevedello, 338.5; 3-Collado, 256; 4-Racca, 204.5; 5-Fontana, 196.

Próxima fecha: del 7 al 9 de diciembre, Gran Premio Córdoba.
Se adjuntan fotos de Federico Villagra en acción con su Ford Fiesta MR y celebrando con su navegante Díaz el título de la RC2; y de Javier Castro festejando el cetro de la RC2A y en acción con Audi A1 MR - RC2A durante el Rally de Malargüe 2018.









PE10. VILLAGRA, MÁS ENCAMINADO QUE NUNCA



Todo parece marchar sobre rieles para Federico Villagra en esta etapa final del Rally de Malargüe 2018, noveno y penúltimo capítulo de la temporada 2018. Es que el cordobés no se equivoca ni tampoco perdona en los relojes, reafirmando que quiere ir por todo en esta presentación y de esa forma asegurarse el campeonato de la clase mayor al aprovechar también el mal resultado que está consiguiendo Alejandro Cancio, su rival en el torneo.

En el segundo paso por el sector de Laguna Blanca - Jarilla Grande II (de 24,10 kilómetros de extensión), "El Coyote" fue contundente con el Fiesta MR del YPF Elaion Rally al marcar 13:52.2, un registro que le permitió doblegar por 13.0 segundos a Gerónimo Padilla (Peugeot 208 del Baratec), por 14.9 a Nicolás Díaz (Fiesta del GP Motorsport), por 18.9 a Augusto D´Agostini (VW Gol del Baratec) y por 31.2 a Cancio.

En la etapa, ahora Villagra supera por 15.4 segundos a Padilla, por 42.5 al nuevo tercero Díaz y por 49.9 a Cancio. En tanto que en la clasificación general, el múltiple campeón estiró a 24.2 segundos la diferencia con el catamarqueño D´Agostini y a 3:35.5 respecto al tercero Baldoni. Luego marchan Padilla (+3:50.7), Díaz (+5:04.5), Bonnin (+5:49.7) y Cancio (+6:38.5).

En la RC2A (MR Aspirados), Javier Castro también va por todo y no parece tener sobresaltos. Con el Audi A1 del RC Competición se impuso en otro parcial al superar por 14.6 segundos a Tomás Maranzana (Clio del GP Motorsport), a quien ahora supera en la general por 1:21.4; en tanto que tercero se mantiene el riojano César Folledo (a 3:38.0).

Podés consultar los tiempos aquí

PE9. VILLAGRA VA POR TODO




Nada de cuidar o pensar en los puntos y hacer cuentas. Federico Villagra dejó en claro que no salió a especular en esta etapa final del Rally de Malargüe. Es que pese a que con un segundo puesto haría un gran negocio, "El Coyote" va en búsqueda de sumar la mayor cantidad de puntos posibles para de esa forma asegurarse de manera anticipada la corona 2018 de la clase mayor del Rally Argentino DIRECTV.

En el segundo paso por el sector de Cerro Ceferino - Criadero de Truchas II (de 15,27 kilómetros de extensión), el piloto que maneja el Ford Fiesta MR del YPF Elaion Rally dominó las acciones al registrar 8:07.3, doblegando por 2.7 segundos a Gerónimo Padilla (Peugeot 208 del Baratec), por 6.5 a Augusto D´Agostini (VW Gol del Baratec) y por 10.0 a Alejandro Cancio (Chevrolet Agile del Tango), que parece resignado. "Estamos tratando de terminar. No puedo hacer mucho más", admitió el neuquino.

Con su tarea en este parcial, Villagra pasó a liderar la clasificación de la etapa (superando por 2.4 segundos al tucumano Padilla) y también se convirtió en el nuevo líder de la general de la RC2, donde le gana por 5.3 al catamarqueño D´Agostini, por 2:40.5 a Miguel Baldoni (que manifestó venir con problemas en su Fiesta), por 3:37.7 a Padilla, por 4:37.9 a Leandro Bonnin, por 4.49.5 a Nicolás Díaz y por 6:07.3 a Cancio, que no puede escalar en la tabla.

En la RC2A (MR Aspirados), Javier Castro sigue a su ritmo y tras sumar un nuevo parcial al aventajar por dos décimas a Tomás Maranzana (Renault Clio del GP Motorsport), a quien precisamente supera en la general por 1:06.8; en tanto que tercero se mantiene el riojano César Folledo (a 3:14.3).

En la RC2N, el reenganchado Ernesto Lord sumó su primer éxito parcial en esta cita, donde Gerardo Klus tampoco tiene inconvenientes en mantener el mando con el Mitsubishi Lancer del Pro Rally, ya que el cordobés estiró a 4:10.4 la ventaja con el escolta Antonio Prevedello y a 8:26.2 con Raúl Racca.