miércoles, 7 de diciembre de 2011

DAKAR


Al Attiyah sorprende… ¡con el Hummer del Bad Boy!

El número 300, reservado al vigente campeón, estará presente en la salida del Dakar 2012 y lo lucirá el Hummer que Nasser Al Attiyah pilotará para el Team Gordon, con Lucas Cruz como copiloto.

“A partir de ahora, todo el mundo será capaz de situar Qatar en el mapamundi”, declaraba entusiasmado Nasser Al Attiyah, después de lograr su primera victoria en el Dakar, en enero, en la edición pasada en Buenos Aires. Después de haber conseguido sus objetivos tras varios años de lucha contra Carlos Sainz, “el loco del volante” tenía que asumir las decisiones estratégicas de Volkswagen, que le dejaban sin vehículo, al retirarse del rally raid. Al Attiyah, al que no le faltan proyectos ni energía, ha sabido recuperarse rápidamente y planificar un 2012 especialmente cargado: una temporada en el Campeonato Mundial de Rallies, la participación en los Juegos Olímpicos de Londres en Tiro Deportivo, y, para empezar el año con buen pie, el Dakar, en el que defenderá su título al volante de un… ¡Hummer!

Su nombre se había anunciado o murmurado en todas les escuderías aspirantes al título, pero finalmente se confirma la participación de Al Attiyah en el Dakar 2012 como compañero de equipo de Robby Gordon. Seguro que Qatar gozará aún de mayor visibilidad, puesto que el Hummer H3, preparado por el piloto californiano, lucirá los colores del país. Estaba casi enfermo de no poder estar en el Dakar y, finalmente, las cosas se arreglaron. Me siento feliz, porque para mí es un nuevo reto, y estoy muy orgulloso de representar al Qatar”, comenta entusiasmado Nasser, que tiene bien presente su objetivo principal, conseguir ganar dos veces consecutivas el Dakar, algo que solo ha logrado con dos vehículos diferentes Ari Vatanen (1990-1991 / Peugeot – Citroën). Por el momento, el Hummer cuenta en su palmarés con un tercer puesto en el Dakar de 2009 como mejor resultado. Sin embargo, en aquella ocasión, tan solo los Race Touareg de Giniel De Villiers y Mark Miller conseguían ser más rápidos que Gordon. Con el dominio del que hace gala Al Attiyah al volante y el cambio radical en la categoría en cuanto a los favoritos, todo es posible