sábado, 23 de abril de 2011

LARGADA DE VILLA DOLORES




Villa Dolores vuelve a vibrar con el rally




Ante un Teatro Griego colmado, el Rally Argentino comenzó a desandar la segunda fecha de la temporada que marca el regreso de Villa Dolores al calendario nacional de tierra tras diez años de ausencia.




Más de diez mil personas se acercaron al espectacular predio ubicado en el corazón de la ciudad traslaserrana, escenario elegido para la apertura de la competencia, pero que durante todo el fin de semana se destacará por ser el centro neurálgico del rally, ubicándose allí mismo también el Parque de Asistencia.




Por su condición de líder, Juan Marchetto fue el encargado de inaugurar con su Mitsubishi el desfile de 53 máquinas que fueron del deleite de los espectadores, que desde muy temprano fueron arribando al previo para acompañar las actividades previas.





Como ya sucedió en la cita inaugural, los Maxi Rally fueron el gran atractivo del público que apenas pudo disfrutar su ruido, pero que se entretuvo admirándolos hasta tanto mañana tenga la posibilidad de una primera medida con el Shakedown que se disputará por la mañana, preludio de lo que será la primera prueba especial que se llevará a cabo de noche por las calles de la ciudad.




Números musicales, comparsas y fuegos artificiales le dieron aún más color a una cálida noche que anticipa un gran fin de semana de carrera, en el que se espera buena afluencia de público en el marco de una Semana Santa especial.





Antes de que se enciendan los motores, además, se aprovechó la ocasión para homenajear a dos deportistas que mucho tuvieron que ver con crecimiento de la categoría y la especialidad en sí, y que están vinculados fuertemente con la ciudad.




Ernesto Soto y Jorge Raúl Recalde estuvieron presentes en la memoria de la concurrencia, de los pilotos, y de los miembros de la organización gracias a un sencillo pero emotivo acto en el que se valoró la entrega del "Cabezón", oriundo de Villa Dolores, y del "Condor de Traslasierra", quien justamente falleciera en la ciudad en 2001, cuando se disputó por última vez esta competencia