viernes, 15 de octubre de 2010

RALLY ARGENTINO - RALLY DE ENTRE RÍOS

La lluvia empieza a jugar un papel importante en la carrera

El Rally Argentino empieza a palpitar lo que será su 10° presentación de la temporada con la disputa de un clásico como es el Rally de Entre Ríos, prueba que tendrá epicentro en la ciudad de Concepción del Uruguay y que se estará disputando por los caminos del micro región "Caminos del Palacio".

Lamentablemente algunos contratiempos forzaron a que el primer día de actividad de la carrera debiera ser modificado respecto al cronograma original de la competencia producto de las inclemencias del tiempo.

Un gran caudal de agua caída en las últimas horas obligaron a las autoridades de la prueba a suspender las actividades de reconocimiento previstas para hoy producto de la anegación de los caminos, teniendo como finalidad no deteriorar aún más el estado de la ruta.

Por consiguiente se decidió que el relevo de los caminos se realice íntegramente el día de mañana según un nuevo cronograma. Para el viernes además está prevista la realización del Shakedown -pruebas oficiales con los autos de competición- cuyo horario de inicio estará también sujeto a confirmación, además de la rampa simbólica desde el centro de la ciudad.

Otra de las modificaciones que debieron realizar las autoridades de la prueba fue la reubicación del Parque de Asistencia en el interior del Galpón N°13 del puerto de la ciudad.

Como es habitual la cita entrerriana demandará un manejo estratégico considerando las dificultades en cuanto a los frenajes y la particularidad de los caminos. También es toda una incógnita cómo favorecerá el piso a quienes abran la ruta.

En los últimos años sólo una vez quien partió adelante pudo hacerse con la primera etapa. Fue en 2007 cuando Federico Villagra, con la lluvia como protagonista, logró además quedarse con la carrera. Hubo otros casos como en 2008 cuando Gabriel Pozzo partiendo décimo consiguió finalizar segundo. En esta oportunidad Pozzo como líder del campeonato será el primero en partir, mientras que "Coyote" lo seguirá por detrás.

Otro de los datos importantes fue que con lluvia, Villagra logró en 2007 la máxima diferencia lograda en las últimas ediciones (20 segundos) en una prueba en donde raramente existen más de diez segundos de ventaja entre el ganador y su escolta. La diferencia mínima registrada fue la que obtuvo Luciano Bernardi en 2006 al superar a Roberto Sánchez por apenas un segundo.