martes, 27 de enero de 2009

Rally Argentino

Alejandro Cancio con la mente puesta en Mina Clavero

"Quiero cortarle la racha al 'Coyote' "

26.01.2009 Enero va llegando a su fin y con eso las pulsaciones van aumentando a medida que se acerca el inicio de la temporada 2009 del Rally Argentino, prevista para el 20 de febrero con el clásico comienzo en Mina Clavero.

Y justamente, en los primeros días de febrero, Alejandro Cancio volverá a subirse a un auto para no perder la sintonía que lo llevó al subcampeonato, y a ser uno de los candidatos para esta nueva campaña.

“En los primeros días de febrero voy a estar por Córdoba para probar”, empieza contando Cancio desde su Cutral Co natal, a donde volverá a instalarse luego de haberse radicado en Río Ceballos cerca del taller del Tango RT. “Si me preguntas ahora, lo que tengo en la cabeza es correr las dos primeras fechas con el Evo IX, pero hay que ver como salen las pruebas con el diez”, se expresó el sureño, confiado en la unidad que lo llevó a dos victorias y cuatro segundos puestos la pasada temporada. Su mejor.

Pese al receso, Cancio se manifiesta seguro sobre sus posibilidades para este año, y si bien hace más de un mes que no se sube a un auto de competición, sigue trabajando fuertemente en la parte mental, uno de los pilares de su gran remontada, en la espera al debut en Mina Clavero.

“Durante el verano mantuve el contacto con Marcelo, con quien trabajo la parte mental, además de ver algunos videos que me mandó. Primero quiero arrancar la temporada, ir paso por paso, dar cada paso bien firme, y seguir con un ritmo de punta”, comentó Cancio, sabiendo que el primer escollo será Mina Clavero, en donde Federico Villagra ganó las últimas cuatro ediciones. “Quiero cortarle la racha al “Coyote”. En Mina Clavero no me fue tan bien, pero tengo fe en que puedo cambiar la historia”, se aventuró el neuquino, quien fue el último en ganar en la provincia de Córdoba en Unquillo y Villa Allende, luego de que Luís Pérez Companc se impusiera en el Gran Premio de Santa Rosa de Calamuchita en el año 2005, con un Toyota Corolla de la clase A8.